El Efecto

El Efecto es una banda de la universal ciudad brasileña de Río de Janeiro, que en su gira veraniega por Portugal y España incluyen una parada en el Festival Parapandafolk, en concreto en los Trasnoches de La Fabrica. El Efecto es un grupo de música alternativa muy enraizado en la tradición de la música brasileña y latinoamérica en general y en cuya propuesta conjuga la provocación estética con la inquietud política. En 2013 cumplen su undécimo aniversario como banda correosa y curtida en mil batallas y visitan Íllora presentando su tercer disco, “Pedras e sonhos", que en formato de vídeo (youtube) y en tan solo cinco meses ha sido visto más de cien mil veces, mérito doble si se tiene en cuenta que se trata de un tema de más de 8 minutos de duración y recogido de la tradición de la literatura de cordel, expresión cultural del nordeste brasileño, a partir de una perspectiva contemporanea.
Tomás Rosati: Voz, percussão e clarinete.
Bruno Danton: Voz, guitarra e trompete
Pablo Barroso: Voz e guitarra
Eduardo Baker: Baixo
Gustavo Loureiro: Bateria
http://www.elefecto.com.br
Cinco chicos motivados, coherentes y de sintácticos ritmos, voces e instrumentos diferentes que se ajustan con total armonía. El Efecto. en 2002, dio el primer acorde. Afinado, música, personal e ideológico-mente, comenzaron a realizar en su banda: Bruno Danton (guitarra, ukelele, trompeta y voz), Thomas Rosati (voz, percusión y clarinete) y Edward Baker (bajo). Después de algunos cambios de formación, Pablo Barroso (guitarra y voz) y Gustavo Loureiro (batería) también forman parte de la banda-que nació y se crió en Río de Janeiro y está ganando espacio en el escenario alternativo.


El Efecto es un balanceo en el basurero de la historia del mundo. El Efecto es riff, flauta, frevo, violín, backwoods, cajón, ukelele, tango argentino, subversión, cumbia, catarsis, religión, pregunta, transgresión, trompeta, trapezoide, blues, TV, miseria, manchas, piedras, sueños, ciclos, cazador y cazado, diversión para la tarde libre, la tarde en la Plaza, el domingo en el circo, debate, sacrificio, minoría, poesía, utopía, movimiento anti-paralisis, personas y sus Humanidades (des). Todo junto y armonizado, sin perder coherencia. Las letras de sus canciones son cuestiones políticas y patologías sociales, torniquetes y la sencillez de la belleza del silencio. La elasticidad semántica de sus letras  permite a la lengua repetir lo que ya se ha dicho, elaborar juegos de palabras y reinventar los juegos de palabras y los dichos populares. Voces y coros que se expresan en protesta contra la máquina y la maquinación. El mensaje como medio y la libertad de composición son uno de sus principios. El movimiento es el final, en las calles, con ideas en la cabeza y estrechando la mano, invitando ones sutiles para (re) parada, (re) pensar y (re) agir.

 

 

 

 

Pin It

¿A qué suena la tierra?